lunes, 16 de marzo de 2020

[Lectura] “Cuentos de las tierras olvidadas” —Claudia L. Córdoba

Cuentos de las tierras olvidadas - Claudia L. Córdoba
Título: Cuentos de las tierras olvidadas.
Autora: Claudia L. Córdoba.
Publicación: 2015.
País: Uruguay.
Páginas: 107.
Géneros: Antología, fantasía, infantil.

«En un pueblo muy lejano del norte de Dinlor vivía una hermosa joven de piel oscura y cabellos negros como la noche estrellada. Su nombre era Diana, y no era una princesa ni nadie importante, pero todos la admiraban por su bondad e inteligencia.»

Si pudiera elegir un libro, uno solo, con el que me hubiese gustado crecer, elegiría este. Mis padres no tenían la costumbre de leerme cuentos durante mi infancia, pero hubiese adorado que me leyeran estos relatos cuando era chico. Casi no leía ficción en ese entonces, más bien crecí leyendo libros de divulgación científica para niños, y estaban muy lindos, sí, pero también me hubiese encantado tener lecturas de ficción a mano. Cuentos de las tierras olvidadas hubiera sido ideal.

De todos modos los tiempos no encajan, porque este libro fue publicado en 2015, en el marco del Concurso MMIRG de la editorial Fin de Siglo. El nombre de la convocatoria invierte el apellido de los hermanos Grimm, y es que la idea era crear cuentos infantiles del estilo de los tradicionales, pero revisando los estereotipos que contenían los clásicos y que hoy en día resultan disonantes con los nuevos paradigmas socioculturales.

La antología es breve, de rápida lectura, y muy amena en cuanto a la forma de narrar de la autora y a la ambientación en general. Estamos hablando de seis cuentos que transcurren en los reinos de Dinlor, una tierra donde se puede encontrar mujeres caballeras, príncipes que necesitan ser rescatados, monstruos generosos… Donde las apariencias engañan más que en cualquier otro lugar. Un mundo muy diverso, con personajes muy reales en sus personalidades, incluso si son seres de fantasía.

Claudia L. Córdoba
Claudia L. Córdoba

Aquí no solo encontraremos finales felices sino también enseñanzas y reflexiones hermosas que fomentan el espíritu crítico. Creo que es un libro del que se puede aprender mucho, tanto el público infantil (a quienes a priori estaría destinado) como un público más adulto. En general Claudia, la autora (a quien tengo el enorme agrado de haber conocido gracias al #Clubdelectura.uy) es una persona que me ha enseñado muchísimo, aún si no es del todo consciente de cuánto he mejorado como persona y como escritor gracias a ella. Destaco en particular la sensibilidad con la que incluye temas que en la literatura han sido históricamente invisibilizados.

Si tengo que elegir un favorito entre estos relatos, me debato entre El príncipe y el dragón y Las tres pruebas del rey, ambos con giros inesperados e interesantes, y personajes que me sacaron una sonrisa cómplice. De todos los cuentos se pueden extraer frases poderosas y momentos que mueven emociones intensas y bellas. Todo esto con una inocencia encantadora, pero llena de entusiasmo por cuestionar las limitaciones y arbitrariedades de los viejos esquemas sociales. En definitiva, un libro maravilloso que recomiendo muchísimo para todo tipo de públicos y en especial para niñas y niños.

~L. Tukić

3 comentarios

  1. ¡Hola Lihuén!
    Al igual que vos, mis padres no me podían leer, pero no por falta de ganas, sino que de recursos.
    Me leían libros de adultos que mi hermano sacaba del liceo, en mi escuela no había biblioteca, me regalaron un par de libros con leyendas urbanas que me nutrieron mucho porque mi mamá y mi papá se nutrieron de ellas, con mitos como "el lobizón" y ese tipo de historias me hicieron crecer, todavía recuerdo cuando mi papá me heredó unos libros de El señor de los anillos que eran de él pero que mi abuela había perdido.
    Unos amigos de mi hermano en 2002 tenían familia en EE.UU y recuerdo que nos mandaban cómics, te podrás imaginar lo ridícula que me veía leyendo cómics con un diccionario español - ingles, ingles - español en una alfombra al lado de una estufa (todas las posibilidades de morir prendida fuego las tenía yo)
    Tengo pendiente leer algo de Claudia, veré si en estos tiempos de COVID-19 aprovecho para saldar deudas.
    Muchas gracias por compartir una pincelada de tu infancia y esta reseña en el blog.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Gracias por compartir esa anécdota, te recomiendo mucho este libro si querés conocer a esta autora, es muy lindo y viene bien para estos tiempos caóticos.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Hola.
    Este libro lo voy a dejar pasar por el momento, que tengo muchos pendientes, pero no lo descarto y eso que los relatos no son lo mio.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar